Deber inexcusable de carácter público o personal en el ámbito penal, civil o administrativo

Con este artículo el Letrado D. Germán Salido Campos tratará de aclarar aquellas cuestiones relativas al DEBER INEXCUSABLE en el ámbito penal, civil o administrativo y que por lo tanto es obligatoria su asistencia;  que es, cuando nos lo deben conceder, tiempo de duración para el ejercicio del mismo, en definitiva, tratar de clarificar un poco más esta figura tan desconocida por el personal militar y que muchas veces por las situaciones sociales en las que estamos sometidos, relaciones familiares, relaciones contractuales con terceros es necesaria su aplicación.

La  Disposición Segunda, punto 6 del Anexo II de la Orden Ministerial 121/2006, de 4 de octubre, por la que se aprueban las normas sobre jornada y horario de trabajo, vacaciones, permisos y licencias de los Militares Profesionales de las Fuerzas Armadas, establece que:

 “Podrán concederse permisos por el tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público o personal y los relacionados con la conciliación de la vida familiar y profesional. Se entenderá por “deber inexcusable”, la obligación que incumbe a una persona cuyo incumplimiento genera una responsabilidad de índole civil, penal o administrativa”.

1. ¿Qué “deberes” se pueden considerar como “inexcusables”?

El deber inexcusable se presenta como aquél que está impuesto por una norma o pueda deducirse de la misma, y cuyo incumplimiento pueda generar responsabilidad penal, civil o administrativa. Asimismo, se incluyen en el concepto los deberes de carácter cívico.

Por tanto cabría entender por inexcusable aquellos deberes relacionados con el régimen electoral, judicial (juicios como testigo, acusado, víctima o miembro de jurado popular), notarial, acciones derivadas del ejercicio de la tutela de un menor o mayor con discapacidad o enfermedad que no permita valerse por sí mismo, citaciones con organismos estatales, autonómicos o locales que no permitan su aplazamiento, etc. y no puedan realizarse fuera de la jornada de trabajo.

2. ¿Que supone “tiempo indispensable”?

Se entenderá como el tiempo estrictamente necesario para acudir al cumplimiento del deber inexcusable que da origen a este derecho, la duración del mismo y el tiempo de regreso hasta el puesto de trabajo.

Print Friendly, PDF & Email