Orden Ministerial por la que se desarrolla la estructura orgánica y funciones de los Servicios Centrales y Periféricos de la Dirección General de la Policía

En el Boletín Oficial del Estado nº 299, de fecha 15 de diciembre de 2015, ha sido publicada la Orden INT/28/2013, de 18 de enero, por la que se desarrolla la estructura orgánica y funciones de los Servicios Centrales y Periféricos de la Dirección General de la Policía.

La Orden INT/28/2013, de 18 de enero, ahora modificada, atribuye a la Comisaría General de Policía Judicial, entre sus funciones, la investigación y persecución de los delitos contra la vida, libertad, homicidios, agresiones sexuales y desaparecidos, así como los cometidos en el ámbito familiar y en materia de menores de edad; sin embargo, residencia en la Comisaría General de Seguridad Ciudadana la promoción e implantación de planes de prevención dirigidos a los colectivos vulnerables y la coordinación de la actuación de las Unidades que tienen asignada la protección de las víctimas en materia de violencia de género.

Esa doble dependencia de las unidades y servicios encargados, en una u otra medida, de la prevención, investigación y protección de las víctimas de los delitos relacionados con la violencia en el ámbito familiar es mejorable de cara a la consecución del objetivo que debe presidir su actuación, cual es una intervención coordinada, rápida y eficiente que culmine desde la perspectiva policial en mejorar la calidad del servicio y la satisfacción de las víctimas de la violencia de género y doméstica.

Considerando como objetivo prioritario la protección de las víctimas, y con la finalidad de mejorar la prevención y lucha contra la violencia en el ámbito familiar prevista en la Plan Estratégico del Cuerpo Nacional de Policía, esta orden establece la creación de la Unidad Central de Atención a la Familia y Mujer, que, en el seno de la Comisaría General de Policía Judicial, asume las competencias en la investigación y persecución de las infracciones penales en el ámbito de la violencia de género, doméstica y todos los delitos sexuales junto con la coordinación de la actividad de protección de las víctimas de violencia de género, consiguiendo de esta forma mantener bajo una misma dirección todos los recursos dedicados a estas formas de violencia, facilitando así una mayor coordinación, inmediatez y continuidad de los servicios para la consecución de un tratamiento integral al fenómeno de la violencia de género y doméstica, minimizando los efectos de posibles segundas victimizaciones.

A tal efecto, es preciso llevar a cabo una modificación de la Orden INT/28/2013, de 18 de enero, que recoja las variaciones que las circunstancias referidas  generan.

Print Friendly, PDF & Email