Medidas de Conciliación de la vida laboral en las Fuerzas Armadas (1): Exoneración de Guardias, Servicios, Maniobras o Actividades Análogas.

Con la redacción de éste artículo y siguientes que se irán publicando sucesivamente, se explicarán de manera sencilla la aplicación de las medidas de conciliación del personal militar, en definitiva un documento de ayuda para aquel personal de las Fuerzas Armadas donde encontrarán aclaraciones a las dudas que se les pudieran presentar a la hora de efectuar su solicitud.

Las cuestiones que se irán dando responden a los problemas más frecuentes dados como usuarios, de las medidas de conciliación entre la vida profesional y familiar dentro de las Fuerzas Armadas, teniendo en cuenta los criterios establecidos en la Administración General del Estado.

El art. 22 de la Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas establece:

  1. Los militares estarán en disponibilidad permanente para el servicio. Las exigencias de esa disponibilidad se adaptarán a las características propias del destino y a las circunstancias de la situación.
  1. La jornada de trabajo de los militares será, con carácter general, la del personal al servicio de la Administración General del Estado. El régimen de horario se adaptará a las necesidades operativas y a las derivadas del funcionamiento de las unidades y de la prestación de guardias y servicios, tomando en consideración la disponibilidad permanente a la que se hace referencia en el apartado anterior, así como las normas y criterios relativos a la conciliación de la vida profesional, personal y familiar a los que se refiere la Ley de la carrera militar.
  1. Los militares tienen derecho a disfrutar los permisos, vacaciones y licencias establecidos con carácter general para el personal al servicio de la Administración General del Estado, con las necesarias adaptaciones a la organización y funciones específicas de las Fuerzas Armadas que se determinen por orden del Ministro de Defensa”.

La Orden Ministerial 121/2006, de 4 de octubre, por la que se aprueban las normas sobre jornada y horario de trabajo, vacaciones, permiso y licencias de los militares profesionales de las Fuerzas Armadas, recoge aquellos supuestos en los que por las circunstancias derivadas de la maternidad, paternidad, lactancia o disfrute de medidas de reducción de jornada, el personal militar quedará o podrá quedar exonerado total o parcialmente de la realización de guardias, servicios, maniobras o actividades análogas, entendiendo que la exoneración no es un derecho sino una medida complementaria al derecho principal, condicionada por las necesidades del servicio.

Todo ello sin perjuicio de que cada Ejército haya dictado normas propias especificando en algunas de las mismas los casos que son motivo de exención total o parcial de guardias.

Podemos establecer dos grupos de medidas diferenciados:

  • Supondrá la exención de guardias, servicios, maniobras o actividades análogas que interfieran con el uso de estas medidas, el encontrarse disfrutando de:
    • Permiso de maternidad, adopción o acogimiento.
    • Permiso de paternidad.
    • Permiso de lactancia.
    • Reducción de jornada por cuidado de familiar de primer grado por enfermedad muy grave (reducción de hasta 50% de la jornada durante un mes).
    • Reducción de jornada por nacimiento de hijos prematuros o que permanezcan hospitalizados al nacer.
    • Reducción de jornada por cuidado de hijos menores o menores acogidos afectados por cáncer.
  • Cuando las necesidades del servicio lo permitan, se exonerará de guardias y servicios, maniobras o actividades análogas de forma total o parcial que interfieran con el disfrute de la siguientes medidas:
    • Reducción de jornada por guarda legal de un menor de 12 años, persona mayor con especial dedicación o disminuido psíquico, físico o sensorial que no desempeñea trabajo   retribuido, así  como el cuidado de un familiar de segundo grado que por razones de edad avanzada, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo.
    • Reducción de jornada por guarda legal siendo progenitor o tutor de familia monoparental.

Las condiciones en las que se conceda una reducción de jornada por guarda legal podrán ser modificadas e incluso revocadas por la autoridad competente para su concesión cuando varíen las necesidades del servicio o cualquier otro condicionante, debiendo estar dichos cambios debidamente motivados, justificados e individualizados.

Print Friendly, PDF & Email