Aclaración de diversas cuestiones relativas a la protección del embarazo del personal de las Fuerzas Armadas.

Continuando con la aclaración de dudas suscitadas en relación con la publicación de la Orden DEF/253/2015, de 9 de febrero, por la que se regula el régimen de vacaciones, permisos, reducciones de jornada y licencias de los miembros de las Fuerzas Armadas, en el siguiente artículo trataremos algunos puntos relacionados con la protección del embarazo y diversas situaciones que se pueden dar al respecto.

1.  ¿Existe un permiso para la realización de exámenes médicos anteriores al parto o para la realización de cursos de preparación al parto?

. En la letra D, artículo 7, capítulo III de la Orden Ministerial 253/2015 se contempla esta posibilidad:

“Las militares embarazadas tendrán derecho a ausentarse del trabajo para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, por el tiempo necesario para su práctica y previa justificación de la necesidad de su realización dentro de la jornada de trabajo.”

2. Si se ocupa un puesto de trabajo que por sus características no fuese apropiado para su desempeño durante el periodo de gestación, ¿se puede ocupar un puesto diferente?

Si. En la Ley 39/2007 de 19 de noviembre, de carrera militar, en su artículo 101, punto 6, se establece la posibilidad de ocupar un puesto de trabajo adecuado a las circunstancias del embarazo:

Durante el período de embarazo, la mujer militar tendrá derecho a ocupar, por prescripción facultativa, un puesto orgánico o cometido adecuado a las circunstancias de su estado que podrá ser distinto del que estuviera desempeñando. La aplicación de este supuesto no implica pérdida del destino.”

Asimismo, el Real Decreto 456/2011 de 1 de abril por el que se aprueba el Reglamento de destinos del personal militar profesional en su Sección 4ª, artículo 26, punto 1, establece:

Durante el período de embarazo, a la militar, se le podrá asignar, por prescripción facultativa, un puesto adecuado a las circunstancias de su estado de gestación, sin que suponga pérdida del destino. Dicho puesto será preferentemente en su unidad de destino y de no existir ninguno compatible con su estado de gestación, se le asignará en otra unidad, preferentemente en el mismo término municipal, mediante comisión de servicio.

Desde el punto de vista de la normativa de riesgos laborales según lo establecido por el Real Decreto 1755/2007 de 28 de diciembre, de prevención de riesgos laborales del personal militar de las Fuerzas Armadas y de la organización de los servicios de prevención del Ministerio de Defensa, en su Sección 3ª, artículo 15, también se recogen unas medidas especiales de protección a la maternidad:

De las actividades que se desarrollen en los puestos de trabajo, la evaluación de riesgos determinará que procedimientos, condiciones de trabajo y exposiciones de cualquier clase que puedan incidir negativamente en la salud de las embarazadas, en la de los fetos, en la de las madres en período de lactancia o en la de sus hijos lactantes. Si se determinase que existen riesgos, se adoptarán las medidas que permitan la adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo de la trabajadora afectada. Si la naturaleza del puesto no permite adoptar variaciones para eliminar el riesgo o si, a pesar de las adoptadas, el riesgo sigue existiendo se le asignará un puesto de trabajo o un puesto orgánico distinto del que viniere ocupando, produciéndose, en su caso la reincorporación al puesto anterior cuando cese las circunstancias que motivaron la asignación de dicho puesto.”

3. ¿Se tiene en consideración el estado de gestación para la realización de guardias, servicios, maniobras o actividades análogas?

En relación a la realización de guardias, servicios, maniobras o actividades análogas, por parte de mujeres en estado de gestación, no existe normativa general que sea de aplicación a la totalidad de las Fuerzas Armadas, si bien con carácter particular, es la normativa propia de cada uno de los ejércitos la que regula en mayor o menor medida este aspecto, junto con el RD 1755/2007 de 28 de diciembre, de prevención de riesgos laborales del personal militar de las Fuerzas Armadas y de la organización de los servicios de prevención del Ministerio de Defensa ya citado anteriormente.

4. ¿Existen medidas de protección a la maternidad en el ámbito de la enseñanza?

Si. Se han regulado una serie de medidas a las que pueden acogerse las aspirantes y alumnas, así como las militares profesionales cuando por razones de embarazo, parto o post-parto no puedan realizar la totalidad de las pruebas selectivas o los cursos correspondientes en condiciones de igualdad. Las medidas están establecidas tanto para las pruebas de acceso como para los distintos niveles de la enseñanza militar.

Así, en los procesos selectivos, se permite aplazar las pruebas físicas a la militar que por su situación de embarazo, parto o pos-parto no pudiera realizarlas. En estos casos la militar realizaría las restantes pruebas y la plaza obtenida en su caso quedaría condicionada a la superación de las pruebas en un momento posterior.

Igualmente se permite a la militar aplazar la realización de cursos de perfeccionamiento, actualización para el ascenso, etc. En caso de baja de los cursos por razón de embarazo, parto o post-parto, a la militar no se le computa convocatoria ni requiere ser evaluada nuevamente al volver a ser convocada al curso.

Estas medidas están reguladas en:

  1. Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar.
  2. Real Decreto 168/2009, de 13 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de evaluaciones y ascensos en las Fuerzas Armadas y sobre el acceso a la condición de militar de carrera de militares de tropa y marinería.
  3. Real Decreto 293/2009, de 6 de marzo, por el que se aprueban las medidas de protección de la maternidad en el ámbito de la enseñanza en las Fuerzas Armadas.
  4. Real Decreto 35/2010, de 15 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Ingreso y Promoción y de Ordenación de la Enseñanza de Formación en las Fuerzas Armadas.

5. ¿Las bajas médicas durante el embarazo y/o la lactancia suponen disminución de retribuciones?

No. Tanto las bajas médicas por riesgo durante el embarazo o la lactancia natural como aquellas que se inicien durante dichos periodos tenga o no relación con el embarazo, se considerarán como circunstancias excepcionales en cuanto a la disminución de retribuciones derivadas de bajas médicas, por lo que las mujeres militares en estado de gestación que por cualquier motivo concurran en una baja médica durante la gestación, no verán disminuidas sus retribuciones. (Instrucción 1/2013 de 14 de enero de la Subsecretaria de Defensa por la que se dictan normas sobre la determinación y el control de las bajas temporales para el servicio del Personal Militar.)

Print Friendly, PDF & Email